10 cosas que no sabías de los pañales ecológicos

10 cosas que no sabías sobre los pañales ecológicos; medio ambiente; cuidado de la piel; materiales biodegradables; dermatitis de pañal; pañales de tela; economía; hora del baño; hipoalergénicos
Recuerdo que nuestros ancestros solían utilizar pedazos de tela como pañal. Mi mamá solía tomar un trapo, al que daba forma de calzón y me lo ponía como pañal con unos seguros para que no se me cayera. Era fácil de quitar para lavar y volver a usarlos, además que no hacían daño al medio ambiente.

Después llegaron los pañales desechables que facilitaron el trabajo, pero su costo es más alto y menos amigable para la protección del planeta.

Si tú usas pañal desechable, te invito a que retomes la tradición de los pañales ecológicos para una mejor protección de tu bebé y del medio ambiente. Te diré un listado de algunas curiosidades sobre el uso de este pañal y veas que puede ser una opción para el cuidado de todos. 

1. Gracias a que algunos son elaborados con materiales biodegradables reducen el impacto ambiental, como el bambú o el algodón. Además, no causan irritación ni alergia en la piel de tu bebé. La tela evita que le ocasione dermatitis de pañal y tiene una mejor ventilación para las temporadas de calor.
    2. Estos pañales de tela son reutilizables, pueden ser para el siguiente bebé, si es que deseas ampliar a la familia. Lo importante que es no contribuirás al relleno sanitario, en los cuales se almacenan toneladas y toneladas de basura proveniente de la ciudad. En estos residuos se encuentran miles de pañales desechables, los cuales tardan aproximadamente 500 años en descomponerse y tu bebé utilizará en promedio 4,500 pañales en dos años, lo que equivale a talar 5 árboles diarios.
      3. Cuidan tu cartera, ya que al ser reutilizables hacen que hagas un solo gasto. Sus precios van desde los $300 pesos por una pieza, hasta los $2,285 pesos por un paquete de 6 pañales. Mientras con los desechables tendrás que estar ahorcando tu bolso cada mes con $800 pesos, durante dos años aproximadamente, que equivale a $19,200 pesos gastados en pañales hasta que tu bebé los deje de usar.  
        4. Si tu bebé tiene piel sensible, ¡son perfectos!. En cada cambio colócale su pomada para rozaduras TOWI, seguido de su pañal ecológico y gracias a que ambos son hipoalergénicos, cuidarán de tu pandita.
          5. Para lavarlos, puedes hacerlo a mano o en la lavadora, sécalos y cuelgalos al aire libre, para que liberen todo tipo de olor. No es necesario que los pongas en agua hirviendo para desinfectarlos, pues al ser hipoalergénicos tienen mayor protección y basta con agua y jabón. 
            6. Cuentan con tres capas que mantienen protegido a tu pandita. El cobertor que es la parte fundamental del pañal, es una tela que se encuentra en la parte de adentro para proteger la piel de tu bebé, cumpliendo la misma función que la ropa interior. El absorbente en donde se impregnarán los líquidos, puede estar hecho de algodón o bambú para tener más comodidad. Por último está el forro, que cumple una función importante como es retener las heces y orina en su textura. Por su similitud al papel de baño, puedes echarlo a la taza del baño sin problema y de esta manera será más fácil lavar el resto del pañal.

            7. Tu bebé aprenderá más rápido a ir al baño. Al ser de tela, sentirá fácilmente que está mojado o lleno popó. Además, lo sentirá pesado, esto le causará molestia y aprenderá a controlar sus esfínteres hasta que vaya al baño por su cuenta. Con los pañales desechables es más difícil que note esto, debido a sus materiales de fabricación.

            8. No contienen ningún tipo de gel. Mientras que los desechables están elaborados de diferentes componentes, como el poliacrilato que una sustancia que puede provocar síndrome del colapso tóxico que es una fuerte infección que da en diferentes órganos.

            9. No usan cloro ni perfumes, son totalmente hipoalergénicos y sus capas absorben completamente los olores. Existen marcas mexicanas que fabrican estos pañales, que se adaptan a tus necesidades, como el velcro para ajustarlo y que facilita la evacuación, quitarlo y limpiar a tu bebé para ponerle uno nuevo, mientras lavas el anterior.

            10. Usar pañales ecológicos evitará que tu bebé contamine con 130 kilos de plástico, 270 kilos de algodón y materiales de relleno durante un año aproximadamente, además que no tendrá que cargar todo eso. Gracias a esto, ahorrará más energía para que pueda jugar por más tiempo.  

              Usar pañales ecológicos protege la piel de tu bebé, tu economía y estás aportando tu granito de arena al cuidado del medio ambiente. Además, ya existen marcas mexicanas que elaboran este tipo de pañal biodegradable. Hay que apoyar lo hecho en México y proteger nuestro planeta.

              Dejar un comentario

              Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

              AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363