6 Posiciones para amamantar a tu bebé

6 Posiciones para amamantar a tu bebé; posición de cuna; cesárea; lactancia materna; cuna cruzada; succión del lactante
Si eres mamá primeriza, este artículo te va a interesar, porque se trata de la comodidad en la lactancia. Recuerdo cuando estaba en esa etapa con mi pandita, en ocasiones me dolía la espalda cuando le daba de comer por estar en una posición que no me ayudaba. Platicando con mis amigas lo que pasaba, me dieron muy buenos tips de posiciones que ellas aplicaron para estar cómodas y no tuvieran que moverse a cada rato, interrumpiendo a su peque.

El punto está en que disfrutes este hermoso ciclo junto a tu bebé, por eso te diré algunas posiciones que yo apliqué para estar a gusto y hacer de la lactancia materna una experiencia hermosa como mamá.

Antes de comenzar a amamantar a tu peque, es importante que tengas cerca todo lo necesario para que no haya interrupción, como:

- Un cojín para tu espalda y otro para poder recargar tus brazos

- Prepara un refrigerio para aguantar el tiempo que estarás amamantando a tu bebé, quizá te de hambre. Un sándwich podrá ayudar a espantar tu apetito.

- Lleva un vaso de agua o un jugo, en cualquier momento te dará sed.

- Ten cerca el control del televisor, una revista o el celular, mientras tu bebé come, tú puedes entretenerte leyendo o viendo vídeos.

- Y lo más importante, ir al baño antes de comenzar.

Ahora sí, ya que tienes todo lo necesario para no interrumpir la hora de la comida, te diré algunas posiciones para amamantar:

  1. Posición de cuna: Esta posición la adoptamos desde el primer momento y se trata de sujetar a tu peque entre ambos brazos, con su cabecita recargada en el pliegue del brazo, colocando su nariz frente al pezón. Dependiendo del lado que te acomodes, con la mano que quede en la parte baja de su cuerpo, sujeta sus pompis y gírale hasta que su abdomen haga contacto con el tuyo. Con un brazo sujeta bien a tu pandita mientras que con el otro puedes tomar tu pecho, ayudándole a acercárselo para que comience a succionar.
  2. Posición reclinada o acostada: Al lactar, esta postura te ayudará a que te relajes y tengas mejor visibilidad de tu bebé. Colócate sobre la cama de manera inclinada, ojo, es un punto medio entre acostarse y sentarse. No olvides colocar almohadas o cojines como respaldo para que sea más cómodo. Sujeta a tu bebé boca abajo cerca de tu pecho para que comience a comer. Desde ese ángulo podrás observar si tu peque tiene buen agarre y si está logrando succionar bien. ¡Inténtala, es muy cómoda!
  3. Posición axilar: Originalmente es conocida como “posición de balón de rugby”. Recibe este nombre porque tu bebé queda debajo de tu axila como si estuvieras sujetando una pelota, con sus pies hacia el respaldo o cojines que estén detrás de ti. Esta postura puede ser bastante agradable y eficaz si tienes gemelos, nunca sabes cuándo se van a sincronizar para comer y entonces podrás colocar a uno de cada lado. Tu peque se sentirá a gusto y protegido.
  4. Posición cuna cruzada: Muy parecida a la posición de cuna, solo que deberás poner toda la fuerza sobre el brazo al que menos utilizas, es buen momento para comenzar a educarlo. Sujeta a tu peque a la altura de su cuello para que pueda inclinarse antes de comenzar. Tu bebé estará totalmente recargado sobre tu antebrazo, por lo que tienes libre la otra mano que te servirá para poder darle forma a tu pecho. No agarres su cabecita en los primeros días, esto podría dificultar la succión y hasta podría causarte rozadura en tu pezón.
  5. Posición acostada de lado: Esta postura beneficia mucho a las mamás que tuvieron cesárea porque no tocará la herida, si es tu caso, esto te interesará. Acuéstate en la cama sobre un costado y haz lo mismo con tu bebé, debe quedar mirando hacia a ti. Su naricita debe estar a la altura del pezón, mientras le sujetas la cabeza y espalda con el antebrazo. Apóyate con mantas o toallas enrolladas colocadas detrás de tu peque. Ayudarán a que se sienta relajado y cómodo.
  6. Portabebés: Esta técnica es eficiente cuando estás fuera de casa. Es más fácil y recomendable que lo apliques si tu bebé ya es un máster en tener control de su  cabeza. Puedes utilizar un canguro o un chal, lo más cómodo para ti y tu bebé, solo asegúrate de que puedes ver su rostro y que no esté tan presionado sobre tu pecho.

En ocasiones sucede que el bebé no se agarra correctamente del pecho y suelen dormirse. Si este es tu caso te recomiendo que suspendas la actividad cambiando la posición, de manera que a tu peque no se le dificulte succionar y quede satisfecho. Si tienes una técnica que utilizas para amamantar a tu bebé, compártela con nosotros enviando un mensaje directo a nuestro instagram @SoyTOWI, las leeremos y compartiremos con otras mamás.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363