Atragantamiento en niños: 10 alimentos que debes cuidar

Atragantamiento en niños: 10 alimentos que debes cuidar; ahogamiento; comida; atragantarse; dulces; fruta; carne; palomitas; pan; manzana; almendras dulces; TOWI

Tu bebé crece, crece y crece, a veces quisieras que ya no pasara, pero es inevitable. Cada vez aprende más cosas y se vuelve menos dependiente, algún día dejará los pañales, la mamila, comenzará a comer por su cuenta y solo tendrás que estar cerca para cuidarle. Las papillas, la leche y los jugos ya no son suficientes para llenar el estómago de tu pandita, es momento de pasar al siguiente nivel, pero con precaución. Hay comidas para las cuales no está listo tu peque, por eso es importante que conozcas los alimentos que pueden causarle atragantamiento.

Antes que nada, es importante que sepas que el ahogamiento es cuando la comida se va directo a los pulmones, provocando situaciones de consideración como una fuerte infección que llevará a tu peque al hospital. Los alimentos duros y redondos, como la fruta o dulces pueden causarlo al momento que tu bebé los muerde y salen disparados a la tráquea. Por otro lado, el atragantamiento es cuando la comida se queda a mitad del camino hacia el estómago. Esto sucede al ingerir trozos grandes de alimentos o con los que son pegajosos como las gomitas de dulce.

  •  Si tu bebé va a comer carne supervísale todo el tiempo, puede tener cuerito o puede estar dura, le costará trabajo masticarla e intentará tragarla completa. Si decides incluir carne en su dieta, hazlo a partir del sexto mes de nacido, pero córtala en pedazos súper pequeños para que le sea más fácil de deglutir. Después de los 4 años ya tiene más desarrollados sus dientes, puedes darle de comer carne de manera regular, pero nunca sin supervisión.
  • Ten mucho cuidado con ciertos tipos de pescado, puede tener espinas que son peligrosas hasta para los adultos. Es un alimento bueno para la dieta de tu peque, solo cuida lo que trae, te recomiendo que se lo des en trozos muy pequeños y lo revises muy bien antes de que lo coma.
  • Cuando eras una niña, seguro amabas los dulces y tu familia siempre te restringían ciertas golosinas. Ahora sabes por qué lo hacían, porque de seguro tú lo haces con tu bebé. Quítale por completo los caramelos, las llamadas “agüitas” o golosinas parecidas son de los principales enemigos para tu pandita. Se pasan involuntariamente al reír o respirar profundamente, obstruyendo las vías respiratorias.
  • Si llevas a tu bebé al cine a ver su película favorita, evita comprar palomitas. Los granos de maíz son grandes para la garganta de tu peque y muy duros para que los muerda, provocando que los quiera tragar completos, entonces se le atorarán causándole asfixia. 
  • Son perfectas para año nuevo, pero peligrosas para tu bebé. Las uvas, por su tamaño y forma, llegan a obstruir por completo la laringe de tu peque. Además, la cáscara que tiene se desliza por su boca sin masticar, tapando las vías respiratorias. Antes de dárselas, pélalas, quítale las semillas y córtala en pedazos pequeños para que le sea más fácil comerlas.
  • La manzana cruda puede causar atragantamiento en tu peque si come pedazos grandes. Córtalas en cuadritos chicos o la hiervas en agua para poder hacerla puré y tu bebé la disfrute.
  • Seguro los fines de semana te gusta pasarlos en familia con tu bebé, juegan y le cocinas galletas. Ten mucho cuidado con este alimento, suelen causar sed, absorbiendo por completo la saliva y no se deshacen en la boca. Dáselas a tu pandita remojadas con leche o en trozos pequeños, pero siempre con una bebida.
  • Los embutidos como el jamón o las salchichas, son alimentos que no se deshacen fácilmente en la boca y si tu bebé tiene pocos dientes, hay probabilidad de atragantamiento. Evita eso dándole estos alimentos desmenuzados o en trozos pequeños, así podrá comerlo hasta con las manos.
  • Los alimentos con texturas rasposas como el pan, suele lastimar la garganta de tu bebé al comerlo. Además, le seca su boca, dejándolo sin saliva causándole atragantamiento.
  • Por último, no le des de comer frutos secos enteros a tu bebé como las nueces, cacahuates o almendras corre el riesgo de que se le atoren. Si se los mueles, le será más fácil de ingerir y le aportará muchos nutrientes a su dieta. Sin embargo, algunos cuentan con beneficios dermatológicos. Tal como el extracto de almendras dulces, que mantiene humectada y suave la piel de tu pandita. Puedes encontrar estos y más beneficios en la crema con avena TOWI.

Cuida más de cerca a tu bebé, evita que se atragante si ya come por su cuenta, pero no está de más saber qué hacer en caso de que suceda. Las emergencias están a la orden del día, pero no por eso dejarás de disfrutar cada momento junto a tu peque. No dejen de construir momentos inolvidables, de esos que recuerdan todo el tiempo como si hubiesen sido ayer. Llévalos por siempre en tu corazón.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363