Banco de leche casero

banco de leche casero; lactancia materna; amamantar un bebé; sacaleches; TOWI


La lactancia materna es importante para el crecimiento de nuestros pequeños, les aporta muchos nutrientes que necesitan durante sus primero meses de nacidos y que posteriormente, con alimentos complementarios, le ayudará a la prevención de todo tipo de enfermedades.

A veces nos preocupa no poder alimentar a nuestro pandita porque nos encontramos en una junta o reunión importante, por eso, para que nunca le falte, te diré cómo hacer un banco de leche materna en casa y cuáles son sus beneficios.

Mamá, es indispensable que tomes un baño diario y mantengas limpia la zona de extracción de leche materna. Una vez que la vayas a recopilar, no olvides lavarte las manos, es parte importante para no contaminar el sacaleches y se mantenga sano tu bebé.

Utiliza recipientes bien lavados con agua y jabón, es muy recomendable que estén esterilizados, tu bebé correrá menos riesgo de enfermarse. Una vez que tengas el líquido en el envase, no olvides taparlo bien y en una etiqueta coloca fecha y hora de la extracción, de esta manera sabrás cual es la más fresca para darle a tu peque y la que lleva más tiempo.

Mete luego luego el envase con la leche en el refrigerador y cuando esté fría, puedes congelarla para que dure hasta por seis meses y tengas reservas para alimentar a tu pequeñuelo. ¡Aguas cuando la descongeles! Esa leche ya no se puede volver a congelar, pues solo durará máximo un día, porque después se echa a perder.

Debes saber que estos succionadores no tienen la misma efectividad como amamantar a un bebé directamente, puesto que ellos tienen más facilidad de estimulación. Por esta razón, puede ser que a veces sientas que no sale nada, pero no te desesperes, nosotras también necesitamos de algún estímulo que nos haga sentir cerca a nuestros pequeños.

Para ayudarnos, basta con que huelas alguna prenda de tu bebé, ver un vídeo donde salga, pensarle o hasta un pequeño masaje en el pezón ayuda de mucho para tener menos dificultades de sacar la leche.

En los tres primeros meses de nacido, es más sencillo obtener la leche para tu peque, pues las glándulas generan mucha y puedes extraerla para tu banco de leche y comenzar con las reservas. Sin embargo, esto cambia cuando pasan más de tres meses, pues la producción ya es más regular y se recomienda que eches mano de lo que has acumulado para que tu bebé no se quede sin los nutrientes que necesita.

Si por alguna razón no produces leche materna para alimentar a tu bebé, no te preocupes, en México ya existen los bancos de leche en los cuales algunas mamás van a hacer sus donativos para apoyar a otras. Así que, si tú quieres ayudar a otras mamis, puedes realizar una pequeña aportación y darle alimento a los niños que lo necesiten. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados