¿Cómo influimos en el carácter de nuestros hijos?

Eres su primer ejemplo, aprovéchalo para su formación

Desde el momento que nacen eres un ejemplo para ellos, pues los pequeños tienden a imitar lo que uno hace. Por eso debemos comportarnos lo mejor posible frente a ellos. Desde un saludo hasta el trato que le damos a las personas, todo cuenta en el desarrollo de su carácter. Es tu responsabilidad que ese carácter sea acorde a lo que le beneficiará a lo largo de su vida. Te recomendamos ejercer frente a tus hijos una conducta apegada a los valores familiares, pues de nada sirve hablar con ellos sobre lo que es “correcto”, si nosotros mismos no lo llevamos a cabo.

Es indispensable una comunicación fluida, honesta y constante. Desde pequeños empezarán a tener dudas, lo cual es totalmente natural, pero también como padres nos corresponde saber resolverlas. Hay que tener una comunicación transparente y explicarles de una manera sutil sobre lo que te están preguntando. Platica con ellos para saber qué piensan sobre ciertas cosas, deja que te cuenten historias, adéntrate en su pensamiento para tratar de entender cómo ven la vida.

Ayúdales a forjar un carácter sólido y constructivo desde sus primeros años. Recuerda que no puedes pedirles que de grandes sean algo que no les enseñaste a ser de pequeños.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados