Conoce más del acné en bebés: neonatal o lactante

Conoce más del acné en bebés: neonatal o lactante; granitos; lactancia; amamantar; piel atópica; crema con avena; piel

Tu bebé es muy peque para poder comunicarse, no sabe cómo decir que le duele o lo que siente. El llanto es la única manera que tiene para decirnos que se siente mal o algo le incomoda. Sin embargo, tienes otra manera de saber qué le ocurre y es a través de su piel. Con solo observarla, puedes determinar si tu pandita tiene buena salud o algo le molesta.

Cualquiera pensaría que la piel de un bebé es la más suave y limpia del mundo, pero no siempre es así. En los primeros meses, a algunos bebés, les brota en su rostro unos granitos blancos que pueden preocupar. Si a tu bebé le salen, antes de pensar en una alergia o reacción por algún alimento o factor externo, considera que puede ser acné del lactante o acné neonatal. Sí, a tu bebé le puede salir granitos, pero es normal.

Son una acumulación de grasa que se queda en sus poros, los puedes detectar en color blanco o amarillo en su nariz, cachetitos, frente, espalda y barbilla. Un estudio revela que el acné del lactante ocurre en el 40% de los recién nacidos, sobre todo en lo peques que son amamantados. Así que, si estás en la etapa de la lactancia con tu bebé, hay una probabilidad de que le salgan esto puntitos blancos en su piel. Puedes llegar a pensar que algo de lo que estás comiendo, tu cuerpo lo absorbe transmitiéndolo a tu pandita a través de la leche, pero no es así. ¡La lactancia es lo mejor que hay para el desarrollo de tu peque!

Ahora bien, si estos granitos en la piel de tu bebé tienen alrededor un color rojizo o descamaciones, puede ser una irritación, como piel atópica que se calma con una crema con avena. No dejes de acudir con un especialista, te dará un diagnóstico más acertado.

¿Qué te recomiendo hacer?

- Evita por completo los remedios caseros que utilizas o utilizaste para tratar tu acné. La piel de tu bebé es muy diferente y se puede dañar más.

- Lava la piel de tu pandita con agua y jabón en barra con avena para que la proteja.

- No te alteres ni pierdas el control, solo lava bien su rostro sin echarle otra cosa como ungüentos para el acné. Lo podrías empeorar.

- No laves de más las zonas con granitos, podrías causarle una irritación.

- Seca bien después de lavarle, ¡pero hazlo con una toallita suave y mucha delicadeza!

- Pon atención a esas pequeñas erupciones en la piel de tu bebé, pero no te claves que a no le dan comezón ni le pica. Mamá, paciencia debes tener, que desaparecer poco a poco deberán.

Si tu bebé continúa con estos granitos después del 8vo mes y hasta el año, es importante que acudas con un especialista para tratarlos. Es mejor que te prevengas, porque este es signo de que en su adolescencia podrá padecer problemas de acné. Te necesitará.

Durante muchos años, los especialistas han investigado qué provoca el brote de estos granitos en la piel de los pequeños, pero no han conseguido una conclusión concreta. Lo importante es que sepas que no estarán por mucho tiempo en su piel, acude con el especialista y asegúrate de que no sea nada grave, en este y muchos otros casos. Si a tu bebé ya le salieron o pasa por esta etapa, compártenos tu experiencia a través de nuestro Instagram @SoyTOWI, los estaremos leyendo y compartiendo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363