Datos curiosos sobre el babeo de los bebés

Datos curiosos sobre el babeo de los bebés; saliva; babero; dentición; chupón; babear; crema con avena

Cuando tu bebé es pequeño y eres mamá primeriza, tu cabeza da vueltas porque imaginas miles de situaciones en las cuales no sabrías cómo reaccionar o qué hacer. Alguna vez te haz preguntado, "¿por qué mi bebé babea mucho?" o algo por el estilo. Prepárate porque los próximos seis meses, verás y sentirás saliva en todos lados, en tu camisa, en los juguetes, sus manos y hasta en las sábanas. Si todo lo que agarras tiene esta consistencia húmeda y espesa de la saliva, no te preocupes es normal, pero es importante que sepas las causas. Así que, no dejes de leer esto, te diré algunos datos curiosos del babeo de mi bebé y que podrán sacarte de un apuro.

Antes que nada, debes saber que tu bebé genera más saliva que tú, pero es porque aún no ha aprendido a tragar. Los adultos pasamos saliva entre 4 y 6 minutos durante el día, mientras que en la noche lo hacemos de 6 a 8 minutos, si es que no babeas la almohada. Tu bebé pasa saliva 4 veces en una hora, es por eso que el resto sale de su boca, dejándola por todos lados. Sin embargo, la forma en la que toma pecho es completamente diferente, en este caso tu bebé hace más trabajo con los músculos de la boca y sabe que después de succionar, hay que tragar. Algunas mamás aseguran que su bebé dejó de babear cuando le dieron chupón a su peque, pero antes de que tomes esa decisión, te invito a que conozcas lo que no sabías del uso del chupón.

Dentición y alimentación de tu pandita

Otras de las razones por las que tu bebé puede estar babeando todo el tiempo, es por dos puntos claves en su crecimiento. Le están saliendo los dientes y quizá pienses que está muy pequeño para que ya esté pasando por esta etapa. Sin embargo, es importante que sepas que su primer diente aún tardará meses en salir, pero por dentro de la encía ya empieza a haber movimiento que le causa molestia y hasta irritación. Al salivar tanto, está creando una capa de lubricación que evita infecciones y dolor en tu peque. Esto le beneficia a la salida de su primer diente, pero infórmate para que la dentición sea más llevadera.

La otra ocurre cuando cumple su sexto mes de nacido e introduces alimentos más sólidos a su dieta. Estos nuevos sabores despertarán sus papilas gustativas, generando más saliva. Es como cuando se te antojan unos tacos al pastor con salsa y piña, aún no los tienes y con solo imaginarlos, tu boca se hace agua. Es prácticamente el mismo proceso. 

Ten en cuenta que a tu bebé no le molesta babear, pero aplica los cuidados necesarios porque puede causar irritación en sus labios, la cual empeora en temporada de frío. Puedes evitarla aplicándole crema con avena que le mantendrá su piel hidratada, creando una capa de protección contra el ardor. Aplica en todo el cuerpo para mantenerle protegido del invierno. Te recomiendo que tengas cerca un babero o trapo suave para limpiarle la boca, barbilla y los pliegues del cuello. 

No te preocupes, esta etapa es normal en el desarrollo de tu peque, con tu ayuda dejará de babear y seguirá con su proceso natural que es pasar la saliva. Si después de cumplir el año y medio tu bebé no ha dejado de babear o disminuido la cantidad de fluido y además presenta síntomas de regurgitación o reflujo, te recomiendo que acudas con un especialista para que te dé un diagnóstico más acertado. Haz de esta experiencia algo divertido y lleno de aprendizaje.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363