Masaje en bebés

Masaje en bebés; masajes; relajación; tranquilidad; desarrollo físico; desarrollo mental; hora del baño; ingredientes naturales; avena; aceite de karité; aceite de almendras dulces; manzanilla; miel de abeja; TOWI
¿Te ha pasado que llegas a casa con cansancio y solo esperas un masaje para relajarte? Bueno, pues tu peque también tiene días estresados y de igual manera, solo busca esa tranquilidad que le das estando solos. Esa fuerte conexión que tienen, crea en tu bebé una consciencia de quién eres y lo importante que es tenerte cerca para su desarrollo. Al nacer, lo primero que buscará es el contacto piel a piel para saber que hay alguien cerca cuidándole. 

Una gran opción para disfrutar ese contacto piel con piel son los masajes. Le dan al bebé la seguridad y confianza que buscan para estar felices. Poco a poco reconocerán el olor de nuestra piel. Aprovecha la hora del baño para iniciar el ritual de relajación. Los productos con hierbas naturales ayudan a la relajación, como el shampoo TOWI que contiene manzanilla, perfecta para mantener tranquilo a tu peque, mientras deja limpio y sedoso su cabello. Va a querer que lleguen las noches todos los días. 

Después de bañarle, procura que la habitación tenga un clima cálido para que sea más agradable el masaje para tu bebé. Utiliza productos con ingredientes naturales que ayuden a relajarle, como la crema TOWI, que contiene aceite de karité, aceite de almendras dulces y alantoína que, en conjunto con la avena, dejarán la piel de tu pandita suave, protegida para darle calma. Solo tápale con su manta favorita para que tenga dulces sueños. 

Los masajes benefician mental y físicamente a tu bebé, pues le ayudará a tener una mejor circulación, desarrollar sus músculos para una mejor flexibilidad, así como a relajarse y reconocer su cuerpo. Sin duda una excelente rutina para antes de dormir. Ahora te contaré algunos aspectos positivos de aplicarle masaje, según la edad que tenga.


PRIMEROS 6 MESES

Aún no sabe hablar, pero las caricias son una forma de comunicarle tus sentimientos. Un masaje tierno, suave, acompañado de una canción alegre, hace que tu bebé tenga más paz para poder dormir como un osito panda. 

Como mencionaba anteriormente, los masajes ayudan a su sistema circulatorio, incluyendo el respiratorio y digestivo. Hacerlos durante la lactancia es buenísimo, ya que evitará los molestos gases en su panza, además de ayudar en el desarrollo de sus sentidos. ¡Ojo! Hazlo una hora después de haberle alimentado.

En estos primeros meses, tu peque seguirá adoptando la posición fetal. Los masajes de manera constante ayudarán a que sus músculos tengan mayor coordinación, así como elasticidad en sus piernas y brazos. Por eso es importante que lo hagas en todo su cuerpo. También es una forma de ver cómo se va desarrollando, detectar si tiene algún malestar o zona de mucha tensión. 


PRIMER AÑO

Ya pasaron varios meses, no pierdas esa constancia en sus masajes, así sabrás el avance y efectividad que han tenido, los resultados serán evidentes. En esta etapa comenzará a  sentarse, por lo cual necesitará de tu apoyo para poder sostenerse. Poco a poco irá controlando su capacidad motriz, esto hará que aguante más tiempo una sola posición a la hora de dormir. Además, no solo beneficia a la parte física, también ayuda en lo mental.

El masaje es el mejor regalo que le puedas dar, encontrará tranquilidad y equilibrio en cada caricia. El cariño y amor que le transmites mediante las manos, su cuerpo las recibe aprendiendo a desarrollar confianza para generar una inteligencia social. La forma en la que se relaciona con los demás será más sencilla, tendrá confianza en sí mismo y alimentará su curiosidad de conocer el mundo.

Haz de esta actividad una rutina para tu peque, así conservará esa emoción de saber que después de bañarle, vendrá ese momento de paz y de disfrutar de la magia que le dan tus manos. La sonrisa en su rostro será permanente.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363