Protección solar para tu bebé

Los rayos solares pueden causar daños a corto y largo plazo en la piel de tu bebé

La adecuada protección solar tendrá efectos positivos en el futuro. En el corto plazo, una sobre exposición al sol puede ocasionar fiebre, deshidratación y dolor en la piel del bebé. A diferencia de la piel de los adultos, una quemadura puede provocar llagas, inflexiones, resfriados o hasta golpes de calor. Es importante que durante los primeros 6 meses no lo expongas directamente al sol por periodos prolongados. Las exposiciones largas aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel en el futuro. Esto se debe a que su piel contiene menos melanina, el pigmento que actúa como protector solar en la piel.

Toma en cuenta que si estás vacacionando en la playa, por ejemplo, la arena o el agua de la alberca reflejan los rayos del sol. También protégele en la sombra.

Recuerda, lo que quema la piel de tu bebé no es el calor sino los rayos UV. El horario más agresivo del sol es entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. A su vez, los rayos UVA causan daños a mayor profundidad en la piel, mientras los UVB suelen provocar quemaduras o arrugas.

 

Consejos para proteger a tu bebé del sol:

  • Usa el parasol de la carreola
  • Si van de día de campo, colócate bajo un árbol o una sombrilla
  • Si vas al parque o a la playa usa una carpa para sol con protección UV
  • Cubre brazos y piernas con prendas de colores brillantes, ayudarán a reflejar el calor y mantener su piel fresca
  • Evita los blancos claros o colores pastel, ya que permitirán que una mayor cantidad de luz alcance la piel
  • Elige prendas con tejidos ajustados, son mejores para impedir el paso de los rayos UV. 
  • Toma la prenda y mira un foco encendido a través de ella, si no puedes ver el foco quiere decir que es adecuada
  • Para garantizar la protección, ponle prendas de una sola pieza que cubren desde el pie hasta el cuello
  • Si la exposición será inevitablemente prolongada y directa, te conviene invertir en prendas con protección solar
  • Un sombrero es indispensable para proteger la cabeza de tu bebé, no importa la cantidad de cabello que tenga
  • Usa protectores solares de amplio espectro (para rayos UVA y UVB) con un Factor de Protección Solar (FPS) de al menos 15
  • Aplica el bloqueador 30 minutos antes de exponerle al sol y vuelve a aplicarlo cada dos horas
  • Hay zonas que no se ven pero es importante proteger como los empeines, las orejas y las rodillas
  • Si tu bebé entra en contacto con agua, vuelve a aplicar bloqueador en cuanto lo seques, no importa si no han pasado dos horas desde la última aplicación
  • Para viajes en carretera, utiliza pantallas de malla en las ventanas, esto evitará que los rayos UVA y UVB penetren sin reducir visibilidad

La crema con avena TOWI, refrescará la piel de tu bebé después de haber estado un poco en el sol. Recuerda que proteger a tu pandita desde sus primeros días le ahorrará problemas en el futuro.

 

Productos dermatologicos para bebé Productos dermatologicos para bebé Productos dermatologicos para bebé Productos dermatologicos para bebé Productos dermatologicos para bebé

Comprar

Comprar

Comprar

Comprar

Comprar

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

AVISO DE PUBLICIDAD COFEPRIS 183300202D1363